Alumni story: Desarrollando y creando soluciones para problemas del día a día

Ignacio Moreno Ironhack Alumni

Si alguien sabe usar la ingenuidad e imaginación para resolver pequeños problemas, es Ignacio Moreno Pubul, conocido como Guli. Es uno de los co-fundadores de Capchase, una start-up de financiación para emprendedores, que ha cerrado una ronda serie A de financiación con 125 millones de dólares.

Pero estos titulares solo cuentan parte de la historia. Guli no tenía experiencia previa como emprendedor o en capital riesgo, se formó de manera tradicional como ingeniero aeroespacial. Cambió después de un breve periodo en aviación al mundo del desarrollo web, y después product manager. Construir Capchase fue parte ingenuidad, dar con el tiempo adecuado y un salto de fe. Sin embargo, la raíz del éxito de Guli como emprendedor siempre estuvo ahí, bajo la superficie, al inicio de su infancia. 

“Desde que era niño, siempre quise ser inventor. Quería encontrar problemas que no había resuelto. Cuando era pequeño, inventé una cosa con mi hermano pequeño: dormíamos en literas así que, por la noche, siempre discutíamos sobre quién se levantaría a apagar la luz. Desmonté un coche eléctrico y utilicé el mando para hacer un interruptor que apagaba la luz desde mi cama.”

La excepcional educación de Guli aceleró su valor como persona orientada a solucionar problemas y le expuso a nuevas ideas, culturas y comunidades, abriendo su visión sobre lo que es posible hacer. Antes de los 18, la familia de Guli se había mudado a diferentes partes de España y había pasado tiempo en Estados Unidos. Su padre, Juan, es Coronel en la Marina Española. Su familia, con su madre Natalia y sus dos hermanos Luis y Álvaro, vivieron en Ferrol, San Fernando, Madrid y Marlton (Nueva Jersey). Mudarse y vivir en cuatro ciudades diferentes ayudaron a Guli a adaptarse rápidamente. Esta habilidad, unida con su pasión por construir cosas, le ayudaron a dar forma a su futuro.

Transformar una pasión en una carrera laboral

Cuando su familia se estaba preparando para mudarse a Bruselas, Guli se quedó en Madrid para hacer la carrera en Ingeniería Aeroespacial en la Universidad Carlos III de Madrid. Después de graduarse dentro del 10% más alto de su clase, Guli consiguió su primer trabajo. Como becario en el grupo Airbus en Getafe, trabajó en el hangar principal del avión de transporte de última generación de la compañía. Fue una experiencia enriquecedora con un líder global en la industria, pero Guli pronto se sintió incómodo con los plazos de trabajo a veces hay en estas organizaciones.

“Me encanta la ingeniería aeroespacial, pero no me encantaa la industria aeroespacial. Mi corto periodo en Airbus fue divertido y la compañía hace aviones muy buenos, pero es una industria lenta. Me parecía que innovar y ser rápido era difícil debido a las regulaciones.”

Aunque fue breve, la experiencia de Guli en Airbus le lanzó a buscar otros proyectos, le atraían las start-ups, que estaban empezando en España. Consiguió un trabajo con Geoblink, una empresa de software como solución (SaaS) basada en datos de geolocalización para la industria de venta al por menor. Empezó como becario en el departamento de ciencia de datos en julio de 2016. La compañía había recibido financiación y tenía un equipo de unas 15 personas. Fue allí donde Guli conoció a dos de los otros tres fundadores de Capchase, Miguel Fernández y Luis Basagoiti. También durante este tiempo, Guli tomó una decisión que cambió su trayectoria, asistiendo al programa de Desarrollo Web Part Time en Ironhack Madrid.

“Solía hacer mucho trabajo extra-curricular relacionado con emprendimiento, incluso cuando estaba trabajando. Siempre fue un camino que estaba ahí. Como becario e ingeniero de software, estaba interesado en inventar y quería construir algo. Quería aprender a construir aplicaciones web porque estaba muy claro para mí que los servicios basados en web iban a ser extremadamente importantes si quería lanzar un producto. El desarrollo de software era lo más cercano que podía estar de ser un inventor. Era diferente a los siglos XIX y XX, en los que tenías que ser un ingeniero mecánico y eléctrico para construir algo físico.”

El salto a Desarrollo Web

Guli se enteró de una beca en Ironhack, una escuela tech internacional que ayuda a los estudiantes tanto dentro como fuera del área tecnológica a transformar sus vidas aprendiendo y desarrollando habilidades que incluyen código, desarrollo web, diseño UX/UI y ciberseguridad. La beca fue un acuerdo con la empresa de zapatillas Pompeii. Guli solicitó la beca en Ironhack Madrid y ganó, utilizando los tres meses de aprendizaje intensivo sobre desarrollo web. 

“Vi Ironhack como una oportunidad para ganar libertad, donde podía hacer mis propios proyectos. Era algo complementario a lo que estaba aprendiendo en mi trabajo. El bootcamp de Ironhack Madrid me ayudó a moverme más rápido en ser independiente y capaz de construir algo.”

Ironhack también le dio a Guli algo más allá que las habilidades de desarrollo. “Aprendí a aprender desarrollo web. Ironhack me dio las herramientas para crecer por mi cuenta en este espacio y ser capaz de construir productos y solucionar problemas. Aprendí la independencia para programar mis propias soluciones. Después de Ironhack, entendí cómo funcionaba todo.”

Ironhack le dio a Guli nuevas habilidades y aprendizaje crítico que complementaron sus habilidades, pero eso no fue todo. Algo tan importante como eso, fue ser parte de una comunidad muy unida.

“La comunidad de Ironhack es genial. Conocí a un montón de gente interesante en España. En Capchase hemos contratado Ironhackers (el nombre informal que se da a alguien que se ha graduado en el programa de Ironhack). Todo el mundo se ayuda. Puedes contactar con ellos por redes sociales. He tenido conversaciones con emprendedores que solo querían compartir ideas.”

La vida después del bootcamp de Desarrollo Web

El tiempo de Guli en Ironhack le dio la plataforma para catapultar su carrera en Geoblink. Después de convertirse en desarrollador de software, se transformó en en product manager, que está en la intersección de negocio, tecnología y diseño. Después de tres años, Guli solicitó entrar en la Universidad de California, Berkeley, donde planeaba conseguir un MBA. Entonces la pandemia paró sus planes. Se encontró con Luis y Miguel, sus compañeros de Geoblink, y le presentaron a Przemek Gotfryd, un experto en capital riesgo y capital privado. El grupo empezó a hablar en serio sobre sus planes de futuro. Sus conversaciones se transformaron en lluvia de ideas para una nueva empresa. Fue en una de esas reuniones en las que nació Capchase.

“Empezamos a compartir ideas sobre problemas que habíamos sufrido siendo operadores de SaaS. Uno de las cosas más importantes que cualquier empresa SaaS necesita es conseguir dinero para mantener una caja de flujo equilibrada, pero las rondas tradicionales de capital riesgo pueden ser muy costosas. Vimos una gran oportunidad en ayudar a que las compañías crezcan y se financien a través de sus futuros beneficios. Estudiamos la idea de cajas de flujo que son predecibles. Puedes saber dónde vas a crecer y cuándo. A día de hoy, miramos lo que las start-ups están haciendo para ganar dinero durante un año y dar dinero a los fundadores para su uso diario. Capchase toma una parte de este dinero.”

De acuerdo con un artículo de Techcrunch de junio de 2021, este modelo parece que está funcionando. Desde que se lanzó, Capchase ha sacado más de 390 millones de dólares en financiación a más de 400 empresas y esperan crecer un 400% durante los próximos seis meses.

“Lo más interesante de las start-ups es que construyes desde cero y cambias cómo cambian las cosas en una industria específica. Puedes tener mucho impacto desde el inicio. Si te unes a la empresa correcta en el momento correcto, tienes responsabilidades que de otra manera te llevaría años alcanzar.”

Algo muy interesante, desde luego. Capchase puede ser un ejemplo de la tormenta perfecta. Se lanzó hace un año y sus fundadores, que dejaron sus trabajos o estaban pensando en dejarlos para hacer un MBA, empezaron a construir inmediatamente. 

“Usamos un concepto de prueba y conseguimos 5 millones de dólares en el verano de 2020. Dejamos nuestros sueños de Harvard y Berkeley y empezamos a vender la idea en septiembre de 2020. Pudimos escalar rápidamente. Desde entonces, el espacio ha crecido muchísimo. La pandemia hizo que las empresas SaaS empezaran a crecer.”

El joven inventor ha hecho su sueño de infancia realidad, aprovechando la industria correcta, con un equipo fuerte y una ejecución rápida. Guli y sus compañeros fundadores en Capchase están ahora ayudando a otros emprendedores alrededor del mundo. Es un ejemplo de lo que Guli siempre quiso: solucionar pequeños problemas en un gran día.

Ahora es el momento. Únete a Ironhack para lanzar tu carrera en tecnología. Descubre nuestros cursos y estudia en remoto o en cualquiera de nuestros campus.

Artículos de blog sobre Alumni

¿Quieres recibir todo esto directamente en tu correo? ¡Suscríbete ahora!
Por favor, escribe tu nombre
Por favor escribe tu apellido
El correo electrónico no es válido. Por favor, inténtalo de nuevo