Mi experiencia en Ironhack - El testimonio de Dioni.

Hola! Mi nombre es Dioni Ugalde y voy a contarte cuál ha sido mi experiencia como estudiante de Ironhack en el Bootcamp intensivo de 9 semanas de web development. Después de la experiencia, decidí escribir unas pocas líneas sobre cuál ha sido mi vivencia en el curso porque creo que puede ser de ayuda para todos los que podáis estar planteándose hacer un curso en Ironhack.  

Vayamos paso por paso!

Antes de unirme al Bootcamp: 

Lo primero que debes saber es que Ironhack te proporciona todo lo que necesitas para prepararte antes de empezar el curso. Antes de comenzar, hay un examen técnico para el que deberás estudiar. Una vez completado, tendrás que completar lo que llaman pre-work, el cual en mi caso me llevó alrededor de dos meses, teniendo en cuenta que mis conocimientos en programación eran absolutamente nulos. 

Una semana antes de comenzar el Bootcamp, uno de los cursos en la escuela estaba terminando, y por ello, esa semana se celebraba lo que en Ironhack llaman Hackshow, que es un evento súper divertido donde se presentan los mejores proyectos de los estudiantes que acaban de graduarse. Me gustaron mucho las presentaciones, pero no podía dejar de pensar, ‘¿Cómo se supone que voy a ser capaz de hacer una página web así en sólo 9 semanas?’ Sin embargo, en vez de venirme abajo, ese pensamiento me ayudó a motivarme y decirme ‘Dioni, tienes que conseguir ser uno de los mejores proyectos, el proyecto final que presente en tu curso, cueste lo que cueste.’  

La experiencia de Ironhack en una clase en remoto. 

Debido a la situación causada por el COVID-19, el curso cambió de modalidad presencial a ser vía online a través de Zoom. Si en tu caso, has escogido la modalidad en remoto desde el principio, esta será la misma experiencia que la mía. 

A pesar del cambio de modalidad, nos ofrecieron probar esta modalidad durante una semana. Si no nos gustaba, podíamos dejar el curso y unirnos a una versión presencial del mismo cuando esto fuese posible. Yo era consciente de que iba a perderme la parte social de conocer a gente nuevo, pero decidí apostar por el esfuerzo que Ironhack hizo de hacer que todo funcionase a la perfección al transicionar a remoto. No sólo aprendí todo lo que debía, sino que además, aprendí a trabajar en remoto, manejando herramientas que no hubiese aprendido a usar de la misma manera si el curso hubiese sido presencial.  

Recuerdo que el segundo día, cuando eran las cinco de la tarde, los profesores nos enviaron un montón de ejercicios que debían resolverse antes del día siguiente, y yo, inocentemente hice la típica pregunta que todo niño ha hecho alguna vez en el colegio, ‘¿Y cuántos de estos ejercicios debemos hacer?’. El profesor contestó inmediatamente diciendo, ‘Eso dependerá de ti, del esfuerzo que quieras ponerle’. Ese día, terminé todos los ejercicios a media noche y empecé a entender todo lo que me esperaba esas 9 semanas que aún tenía por delante.

De proyecto en proyecto

En la tercera semana, hicimos nuestro primer proyecto individual, el cuál consistía en hacer un videojuego. Me gusta ponerme al límite e intentar sacar lo mejor de mi, así que intenté hacer algo que no fuese simple. Tuve que pedir mucha ayuda a los profesores asistentes, Markus y Alfonso, ya que quería realizar un videojuego con diferentes niveles de dificultad para convertirlo en lo más adictivo posible. Algunos de mis amigos llegaron a jugar y encontraron las claves del juego para llegar a las puntuaciones más altas!

El día de la presentación del videojuego, mi juego fue premiado como el videojuego más “jugable” y divertido! Esto no sólo me dió un empujón increíble para seguir adelante sino que despertó mi competitividad. Al día siguiente, el sábado ya estaba intentando averiguar sobre qué trataría el segundo proyecto y con quién me gustaría hacerlo de todos mis compañeros. En las presentaciones del primer proyecto, una de mis compañeras, Yosra, fue otra de las que destacó con su videojuego. Mi competitividad estaba al máximo y yo quería intentar ganarle en el próximo proyecto. Yosra es muy buena y además tiene ya varios años de experiencia en otras lenguas de programación. Para mí, el poder competir contra ella en los proyectos era un gran reto. 

En el segundo módulo, para mí el más difícil e intenso de todo el curso, empezamos a centrarnos en hacer una página web desde cero. La frustración empezó a hacer mella en la clase e incluso algunas lágrimas fueron derramadas en las diferentes ventanas de Zoom. Había días en los que pensaba que no entendía absolutamente nada.

Para mi segundo proyecto, mi grupo, Manu, Agustina y yo -, optamos por una idea que Agustina nos dió, una red social con un directorio de recetas. Nos encantó la idea desde el principio, así que trabajamos muchísimo en ella. Como era costumbre ya, yo quería mantener una calidad determinada en mis entregas, y aunque en algún momento la presión llegó a ser demasiada, conseguimos sacar adelante un proyecto del que estábamos orgullosos! 

Manuel working in Iron cook

Trabajando en el último proyecto: Console.log Ironhack

Para el módulo final, la dificultad ya era extrema, e incluso los estudiantes más avanzados estaban pasando por momentos difíciles ya que la velocidad y la intensidad del curso era increíble. Para el proyecto final, acabe trabajando con mis compañeros, Tim y Nate. Decidido a hacer de mi último proyecto un trabajo impecable, decidí escoger la idea del proyecto después de conocer los conceptos más votados por mis profesores y otros estudiantes en mi clase. Decidí apostar por las que eran sus necesidades y lo que creía que les gustaría encontrar en una herramienta que les permitiese:

  • Encontrar un trabajo después del bootcamp
  • Enseñar los proyectos que habían hecho durante el curso. 
  • Tener un directorio donde guardar todas los apuntes de las clases.

Quería sorprenderles, y conseguir el efecto wow! en sus caras durante la presentación. Nuestro proyecto era una página web donde todos los estudiantes de la clase podían recoger todo lo aprendido durante el curso, una página con sus nombres, sus proyectos y su información de contacto además de otra información útil.Esta plataforma sería muy útil para futuros estudiantes porque podrían acceder a esta información para inspirarse y ver que podían conseguir a nivel de proyectos. Además, también queríamos añadir una sección para apuntes y un motor de búsqueda de trabajo. Empezamos a trabajar, primero haciendo el boceto de la página en Photoshop para tener una idea de lo que queríamos visualmente. 

Un buen equipo marca la diferencia

Si has conseguido llegar hasta aquí, ahora voy a hablarte de mi equipo, de Tim y Nate. Tim es sin duda alguna, uno de los estudiantes que más sabe de programación, muy humilde y un excelente trabajador, todo era fácil con él. Nate por su parte empezó el curso como yo, sin ningún tipo de experiencia en programación, y todo lo que hace es siempre increíble, nunca para hasta conseguir arreglar aquello que esté dando problemas. 

Yo había pensado bien el concepto y tenía muy clara la idea en mi cabeza. Personalmente, viniendo del mundo de los negocios y de marketing, sabía que tenía que darles a mis compañeros algo que realmente necesitasen. Tim y Nate vieron en mi la capacidad de tener esa perspectiva y poner de su parte la capacidad de desarrollar, adaptar y materializar todo. Así es como hicimos de nuestro equipo el dream team. 

Empezamos a trabajar todos los días desde las 8:30 de la mañana hasta las 2:30 de la mañana, dormíamos 6 horas y vuelta empezar. Normalmente, a medianoche solíamos trabajar juntos en una sola pantalla intentando resolver preguntas, problemas y los consecuentes chistes y bromas que siempre salían como si tuviésemos cinco años. Recuerdo irme a dormir todos los días con una sonrisa puesta. 

When you play to be Mark 

Finalmente, llegó el día de enseñar el resultado final, lo teníamos muy preparado, todo medido hasta el último detalle. Nuestra presentación fue genial, e incluso logramos tener el wow factor, utilizamos machine learning para reconocer 127 puntos de nuestra cara, parte con la que nos ayudó Markus nuestro TA y acabó funcionando. 

El resultado final merece todo el esfuerzo.

Cuando llegó el momento de votar, había tres categorías, proyecto con más proyección de ventas, mejor diseño y mejor proyecto en general. Al final, nuestro proyecto - Ironhack Console.log - acabó siendo premiado como el proyecto con mayor posibilidades de ser adquirido y el mejor proyecto del bootcamp. 

¡No podíamos creerlo! ¡Habíamos conseguido lo que queríamos! Tres tíos con ninguna experiencia en programar páginas web acababan de conseguirlo! Fue un momento increíble para nosotros tres. 

Siempre le agradeceré a Tim y a Nate por haber confiado en un tío con cero experiencia como yo. Estoy seguro de que tendrán muchos éxitos en sus proyectos futuros! 

“Además, viví una experiencia inolvidable.”

Por mi parte, como ya sabéis, me encanta competir y hacer cosas nuevas, así que esto fue una experiencia inolvidable para mi. 

Ironhack no solo me ha enseñado a programar, pero me ha enseñado cómo afrontar grandes problemas y afrontarlos poco a poco, ordenando y priorizando cada uno de ellos. 

Su curso también te ayuda a convertirte en alguien más ordenado, a tener los pasos claros de todo lo que haces y a hacer lo difícil parecer más fácil.

Así que, no puedo dejar de recomendarlo. Su filosofía de trabajo es muy efectiva y consiguen enseñarte en poco tiempo como manejarte en un sector en el que sigue haciendo falta profesionales. Por todo esto, Ironhack es una gran escuela.

Si quieres saber más de los proyectos de Berlín, haz click aquí. Y si quieres que hablemos o preguntarme cualquier cosa, no dudes en escribirme!  - dionisio.ugalde@gmail.com.

Gracias!

Únete a Ironhack¿Listo para unirte?

¡Sigue los pasos de miles de personas que decidieron reorientar su carrera o emprender y comenzaron su trayectoria profesional con los bootcamps de Ironhack!

Ver detalles del cursoExplora nuestros campus
¿Quieres recibir todo esto directamente en tu correo? ¡Suscríbete ahora!
Por favor, escribe tu nombre
Por favor escribe tu apellido
El correo electrónico no es válido. Por favor, inténtalo de nuevo