Cómo superar el síndrome de impostor como desarrollador junior

No importa cuánto tiempo estés trabajando como desarrollador, siempre habrá alguien con más o diferente experiencia a la tuya en un área u otra. El mundo de la programación y el desarrollo front-end y back-end es tan amplio y variado que es poco probable que dos personas acaben desarrollando las mismas habilidades y destrezas. Saber cómo enfrentar desafíos o gestionar actualizaciones y cambios es tan importante como tener habilidades prácticas de programación en una variedad de bibliotecas. Comenzar como programador junior puede ser abrumador ya que hay mucho que aprender, pero eso también convierte esta profesión en una carrera profesional emocionante e interesante por la que apostar. 

Todo el mundo tiene que empezar en alguna parte

Los desarrolladores recién graduados pueden sentir que están comenzando desde el principio con tareas tediosas o básicas, según la empresa o el proyecto para el que estén trabajando. Completar los proyectos a tiempo y generar informes de manera efectiva te ubicará como un empleado valioso y no pasará mucho tiempo antes de que se te presenten tareas más variadas y complejas. La experiencia solo llega con el tiempo y ser un compañero de trabajo constante y responsable que cumpla con los plazos suele ser tan valioso como conocer 20 lenguajes de programación o ser un experto en software de realidad virtual.

Acepta desafíos y gana experiencia

Desarrollar tu experiencia es crucial para convertirte en un gran desarrollador y superar el síndrome de impostor. Quizás más importante que añadir títulos a tu CV, adquirir experiencia en el campo es una de las mejores formas de progresar. Enfréntate a nuevos desafíos y no tengas miedo de emprender un nuevo proyecto o tarea, por muy intimidante que parezca. Para aquellos que se tienen que iniciar en el mundo de la codificación y la programación, a veces la única forma de adquirir nuevas habilidades es ponerlas en acción desde el principio. Una vez que hayas adquirido los conceptos básicos, gran parte del desarrollo consiste simplemente en aprender con la práctica.

Upskilling

Desarrollar tus habilidades y destrezas es otra forma de superar el síndrome del impostor como desarrollador junior. Hay muchos cursos tanto cortos como largos disponibles para aquellos que quieren ampliar los lenguajes de código con los que pueden trabajar. Por ejemplo, el Bootcamp de desarrollo web de Ironhack ofrece una base sólida en el desarrollo web para aquellos que quieren profundizar en temas como la comprensión de bases de datos, el control de versiones con GitHub, los frameworks y la metodología ágil.

Trabajo en equipo

Como programador junior, lo más probable es que trabajes como parte de un equipo dentro de una empresa, ya sea grande o pequeño. A menudo ocurre que cada empleado tiene un papel específico que desempeñar y es crucial para el panorama general. Hacer preguntas, aprender lo que puedas y no dejar caer la pelota será de gran ayuda para que te conviertas en un gran desarrollador. Además, nunca está de más aprender nuevos lenguajes y procesos de código. Una vez tengas los conceptos básicos del desarrollo web dominados, es más fácil mejorar y ampliar tus conocimientos en el campo.

Encuentra tu área de interés y especialízate

Identificar tu área preferida de desarrollo web también es una excelente manera de encontrar una ruta para progresar y superar el síndrome de impostor. Si estás seguro de que te encanta desarrollar aplicaciones, por ejemplo, concéntrate en eso y mejora o aprende todo lo que necesitas saber para convertirte en un gran desarrollador de este sector. Especializarse en un área específica del desarrollo web significa que es más probable que destaques en el trabajo en lugar de dividir tu atención en varios temas. Decidir desde el principio qué es lo que te interesa y dónde te gustaría enfocarte es una forma de perfeccionar rápidamente tus habilidades y ascender de rango.

Mostrar iniciativa

Iniciar un proyecto por ti mismo y crear una aplicación desde cero, por ejemplo, te brindará una práctica de codificación valiosa y, además, podrás mostrarlo a tus empleadores actuales o potenciales. Esto puede ser fundamental para luchar contra el síndrome del impostor, ya que demostrará claramente dónde te encuentras en términos de habilidades, capacidad e innovación.

Hacer preguntas

No tengas miedo a hacer preguntas como desarrollador junior o recién graduado, ya sea durante un curso o en el trabajo. Es la forma más rápida de aprender y, en lugar de parecer que no tienes mucha idea, te hará parecer comprometido, curioso y dispuesto a aprender. Los factores más importantes en el desarrollo a menudo son completar una tarea de manera efectiva y superar obstáculos, todo dentro de un período de tiempo determinado. Una vez que marques esas casillas, no podrías ser mejor desarrollador. Eso se aplica a cosas simples como probar una función o agregar una nueva sección a un sitio web, así como a proyectos más grandes como desarrollar un mundo en un videojuego. Es probable que surjan desafíos sin importar en qué tarea de codificación estés trabajando. Aprender a encontrar soluciones simples a problemas complejos es una gran parte del desarrollo web y cuanta más experiencia tengas, mejor te volverás.

Empieza poco a poco

Recuerda que el síndrome del impostor afecta a la mayoría de las personas de alguna manera y en algún momento (no es exclusivo de un desarrollador junior). Existen formas proactivas de superarlo. Aunque las personas con años o décadas de experiencia pueden tener una amplia gama de conocimientos, lenguajes de codificación y habilidades, todos los puntos de vista son invaluables cuando se trata de programación. Es un mundo en constante evolución que tiene mucho que ofrecer. Comienza con tareas o proyectos pequeños y alcanzables y deja que tu experiencia se desarrolle con el tiempo. Si estás trabajando como desarrollador independiente, por ejemplo, acepta trabajos que puedas completar con confianza antes de aceptar proyectos más avanzados. Hacer las cosas pequeñas bien y dentro de los plazos te colocará como un desarrollador valioso y altamente capaz, sin importar cuánto tiempo hayas estado en el sector. La experiencia y la formación continua asegurarán que estés adquiriendo nuevas habilidades y desarrollándote constantemente.

Durante el bootcamp de desarrollo web y también durante la Career Week, nuestros Career Coaches te ayudarán a superar el síndrome del impostor y trabajarán en estrecha colaboración contigo para obtener esas habilidades. Además, hay muchas historias de estudiantes que se atrevieron a convertirse en Desarrolladores Web y cambiaron sus vidas con ello.

Si estás pensando en especializarte en Javascript, HTML y CSS, ¡échale un vistazo a nuestro bootcamp de Desarrollo Web!

¿Te está gustando este artículo? ¡Sigue aprendiendo sobre Desarrollo Web!

Da el primer paso hacía la tecnología e infórmate sobre nuestro bootcamp de Desarrollo Web

Artículos de blog sobre Desarrollo Web

15 cosas que solo los programadores entenderán

Sigue leyendo...
Dionisio Ugalde ironhacker

La experiencia de Dionisio Ugalde después del bootcamp, emprendedor y web developer

Sigue leyendo...
Tests de penetración

¿Qué es y cómo iniciarse en pentesting?

Sigue leyendo...
Marta Fonda Ironhacker

Alumni story: de administración de empresas al desarrollo web

Sigue leyendo...
Programador

¿Qué es un full stack developer?

Sigue leyendo...
Ironhack ciber seguridad

¿Qué hace un profesional de la ciberseguridad?

Sigue leyendo...
¿Quieres recibir todo esto directamente en tu correo? ¡Suscríbete ahora!
Por favor, escribe tu nombre
Por favor escribe tu apellido
El correo electrónico no es válido. Por favor, inténtalo de nuevo