¿Quieres dar un cambio profesional en 2022? Aprovecha la última oportunidad de unirte a nuestros bootcamps este año.

¡Apúntate ahora!

"Mi experiencia en Ironhack" por Pol Gasull, Cofundador de We Are Hiring

Pol Gasull Ironhack Estudiante

Mi nombre es Pol Gasull, cofundador de We Are Hiring, un job board especializado en perfiles tech y me gustaría explicarte el proceso que significó para mí embarcarme en el curso de Web Development en Ironhack, el cual provocó una transformación total en mi carrera profesional.

Una mirada hacia atrás...

Estudié Dirección Hotelera en la EUTDH y siempre he trabajado alrededor del sector hotelero. No voy a contar todo mi CV porque creo que no tiene importancia en este artículo, pero os lo podéis imaginar. Cualquier cosa menos programar :) 

Siempre he tenido mi lado “freak” y me encanta estar al día de todos los temas relacionados con la tecnología. Intentaba hacer blogs propios con Wordpress, descubrir herramientas nuevas, programas que faciliten tu día a día, etc. Pero no fue hasta mi último trabajo en una agencia de escapadas online, donde estuve casi 7 años, que mi inquietud sobre lo que ocurría “detrás de la pantalla” no empezó a despertarse. 

“Molaria crear mis propios proyectos” 

Esa siempre ha sido mi motivación principal y actualmente sigue siendo mi meta. Entonces uno empieza buscando cursos de html, css, estructura web, hasta que un día topé con un ex-ironhacker, Alex Casasayas, y me contó lo de Ironhack.

En aquel entonces era algo muy novedoso. Ser developer antes era casi imposible sin pasar por una ingeniería o un curso de larga duración e Ironhack te ofrecía esa posibilidad como si de un atajo se tratara. Suena impresionante, ¿verdad? No os mentiré. Al principio le tenía mucho respeto.

Después de varios meses de meditación, consultas con la almohada, amigos, pareja, padres y la virgen de Montserrat me atreví a inscribirme. Las instalaciones, el buen trato, las noticias sobre el auge de la programación y una pizca de locura, ayudaron a dar ese paso. 

Primer día en Ironhack

Aún me acuerdo que volví a casa temblando. ¡Y no exagero! Hay que hacerse a la idea de que no había programado nunca y con un mindset más propio de un departamento comercial. Mucha motivación pero con unos conocimientos técnicos escasos.

Victor Kuppers dice: “No hay nada peor que un motivado sin habilidades ni conocimientos”. Pues sí. Ese era yo. Un pollo sin cabeza. 

Primer proyecto

Poco a poco, como todo en esta vida, vas pillando los conceptos. A lo mejor los demás de una manera más sutil y yo a marchas forzadas, pero cada vez que algo funcionaba lo celebraba como el Gol de Iniesta en Stamford Bridge. 

El primer proyecto era un juego con Javascript. Iba muy justo y no lo entendía muy bien. Pero con un poco de imaginación cogí un fondo de Counter Strike, recorté unos muñecos terroristas (los que han jugado saben de qué hablo) y con css position absolute los esparcí por la pantalla. Luego con un poco de Javascript iban apareciendo y desapareciendo y tenías que matarlos ¡hasta le supe poner el de sonido de recargar!. El efecto visual cerca-lejos lo solucioné creando muñecos más grandes que otros. 

Y voilà, ¡Toma shooter casero!

Puedes aún probarlo aquí. Y aquí el código.

Me hace especial ilusión compartir este proyecto porque fue la prueba tangible de que era capaz de crear cosas. Fue como perder la virginidad.

¿Te está gustando este artículo? ¡Sigue aprendiendo sobre Desarrollo Web!

Da el primer paso hacía la tecnología e infórmate sobre nuestro bootcamp de Desarrollo Web

Cambios en uno mismo

Lo más chocante para mí fue la sensación de no saber “NADA”. El reto de aprender algo con nula experiencia previa. Era como tener ante mis narices el muro de Invernalia, bueno, pongamos mejor 2 muros de Invernalia. Volvías con el cerebro frito todos los días. 

Si funcionaba, salías cantando “I’m singing in the rain”. Sí, saltando y picando con los pies. Eras un hacker.

Cuando algo se atragantaba, no rompías el ordenador porque cuesta más que mi moto, pero gestionar esa frustración no era tarea sencilla. Aprendes control emocional. ¿Programando? Pues sí.

Aprendes a probar las cosas. A investigar antes de lanzarte. Ganas en lógica. Ganas en autoestima. Sientes que lo que haces es el “Principio del todo”.... Mi mentalidad comercial seguía ahí pero estaba despertando una parte de mí que no conocía o había explotado muy poco, la parte más ingeniera. 

Después de Ironhack

Tras muchas horas de programación, decenas de ejercicios y dos proyectos más, terminas Ironhack. Digamos que en ese momento era Nivel Ninja 3 de 25 (no está mal viniendo de 0). Pero salí orgulloso y con un “click” transformador en mi cabeza.

Lo mejor de estos formatos Bootcamp son sus Servicios de Career dónde tienes oportunidad de entrevistarte con muchas empresas en 1-2 días. 

No pienses que te sientas, esperas, enseñas tu código y te caen billetes, porque no es así. Tienes que saber venderte. Y mira, aquí sí que pude usar mis soft skills.

Primer día de trabajo como programador

Fue difícil dejar el trabajo. No solo por el hecho en sí. Si no porque significaba un cambio radical. Casi 30 tacos, con toda una experiencia detrás, aplicar para posiciones dónde sería Junior, era colocarse en la casilla de salida otra vez. Por suerte, de un tablero con muchísimas posibilidades laborales más. Un paso atrás para dar tres hacia adelante. 

Es fuerte que a pesar del esfuerzo, el ser humano es un animal que le cuesta salir de la zona de confort. Nos gusta estar tranquilos con nuestra rutina y nuestros conocimientos y tu cabeza no deja de enviarte mensajes como: 

¿Estás seguro? ¿Y si no sale bien? ¿Y si es una moda? ¿No deberías estudiar más?

Nada, ¡a por todas!

Tenía varias ofertas. Todas para puestos Junior, evidentemente. Al final empecé en una startup tirando un poco de contactos. Hice la prueba y me cogieron. 

Mi Bootcamp fue de Javascript con el stack Node + Angular. Y ellos buscaban alguien que les ayudara con el Front. Su Stack era Ruby on Rails + Javascript. 

Ese primer día me sentí un impostor. Volví a sentir que no sabía nada y solo pensaba en aprenderme rápido la plataforma para que no lo notaran. Más adelante descubrí que siempre que abres un proyecto que no conoces, te sientes así. Aquí sí que la experiencia es un grado. 

Actualidad

  • Ruby on Rails se ha convertido en mi lenguaje principal. 
  • Trabajo como Software Engineer en Sage.
  • He fundado junto con otros 2 compañeros We Are Hiring, un job board especializado en perfiles digitales.
  • Participo como mentor en Tipscool, asociado a Barcelona Digital Talent

Suena muy romántico pero los sueños se cumplen. Hay que perseguirlos, hay que sufrirlos y muchas veces tendrás dudas, pero si tú quieres, puedes. 

Es así de fácil. 

Agradecimientos a Charlie, Thor, Miguel, Sara y a todo el equipo Ironhack.

Únete a Ironhack

¿Listo para unirte?

Más de 8.000 ironhackers han reorientado su carrera en tecnología con los bootcamps de Ironhack. ¡Fórmate para el futuro y únete a la revolución digital!

Cursos

¿Qué te gustaría aprender?

Campus

¿Dónde te gustaría estudiar?

Artículos de blog sobre Desarrollo Web

Marta Fonda Ironhacker

Alumni story: de administración de empresas al desarrollo web

Sigue leyendo...
Programador

¿Qué es un full stack developer?

Sigue leyendo...
Ironhack ciber seguridad

¿Qué hace un profesional de la ciberseguridad?

Sigue leyendo...
Ironhack HTML CSS

Las diferencias entre HTML, CSS y Javascript (¡y algunos consejos para crear tu primer sitio web!)

Sigue leyendo...
Ironhack campus aprendizaje

¿Qué es Javascript y por qué deberías añadirlo a tu repertorio inicial de codificación?

Sigue leyendo...
Trabajo en grupo

El ritmo imparable de las TIC en España

Sigue leyendo...
¿Quieres recibir todo esto directamente en tu correo? ¡Suscríbete ahora!
Por favor, escribe tu nombre
Por favor escribe tu apellido
El correo electrónico no es válido. Por favor, inténtalo de nuevo