[WEBINAR] Crea tu primera Página Web con IA Generativa - Apúntate!
Volver a todos los artículos

17 de julio de 2023 - 8 minutes

Aprender a programar de manera virtual 

¿Merece la pena aprender a programar de manera virtual? ¿Cómo se hace? Vamos a descubrirlo.

Ironhack - Changing The Future of Tech Education

Hoy en día parece que se puede hacer cualquier cosa por Internet. Comprar con el móvil, pedir una cita médica, entrenar sin ir al gimnasio, recibir la compra en la puerta de casa, etc. Por si fuera poco, durante la pandemia de COVID-19, hubo otra actividad que cobró un protagonismo enorme: la formación virtual. ¿Te imaginas asistir a la universidad o, mejor aún, hacer un curso rápido desde el sofá o la cama? 

Aunque los cursos virtuales existían antes de la pandemia, no eran una opción tan extendida y aceptada, además muchas personas dudaban de su eficacia. Al fin y al cabo, ¿cómo puedes tener la certeza de que vas a aprender lo mismo que de forma presencial? Asimismo, ¿cómo vas a reemplazar la interacción humana de trabajar con personas de tu clase? 

El mundo se vio obligado a adoptar el estudio de manera virtual en marzo de 2020 y, desde entonces, hemos revolucionado el aprendizaje de estas características al hacer que todavía más personas puedan acceder a cursos por Internet. Hoy en día, los hay de prácticamente cualquier cosa: el cielo (o, mejor dicho, la nube) es el límite. Los cursos virtuales también ofrecen las siguientes ventajas:

  • Mayor flexibilidad por si te interesa aprender una nueva habilidad, pero no puedes permitirte renunciar a tu trabajo actual; o si tiene otras obligaciones como cuidar de un familiar con una edad avanzada o de tus hijos; o quizá solo tienes tiempo por la noche. Gracias a su flexibilidad, los cursos virtuales hacen que el aprendizaje sea más accesible. Si decides realizar un curso asíncrono (te explicamos lo que es más adelante), gozarás de más flexibilidad si cabe

  • Reducción del coste global, ya que el precio de un bootcamp virtual puede ser ligeramente más barato o igual que el de una opción presencial, pero en este último caso, al no tener que desplazarte, ahorrarás un valioso tiempo, así como dinero. Si te animas a hacer el curso de manera virtual por otros motivos, como el cuidado de niños o las responsabilidades laborales, también podrás ahorrar dinero al poder compaginarlo con estas actividades. 

  • Más opciones para realizar el curso de tus sueños cuando no está disponible físicamente cerca de ti. Los cursos por Internet amplían las posibilidades y pueden llevarse a cabo desde cualquier parte del mundo (teniendo en cuenta los husos horarios y el idioma). Además, si puedes acudir físicamente al bootcamp que has elegido, pero el horario no es compatible con el tuyo, hacerlo de manera virtual también es una opción perfecta. 

  • Preparación acelerada para el mundo real porque un alto porcentaje de los trabajos actuales son híbridos o totalmente remotos. ¿Lo tienes todo a punto trabajar en casa? Elegir un curso virtual te ofrece un entrenamiento perfecto para asumir un empleo en remoto. 

  • Más accesibilidad para aquellas personas a las que los cursos presenciales no les convencen por diferentes motivos: ansiedad social, problemas de aprendizaje, limitaciones físicas y un largo etcétera. Todo el mundo puede acceder a los bootcamps de manera virtual.

  • Mejor acceso al material de la clase si en algún momento se pierde el hilo. También por si quieres echarle un vistazo a la tarea enviada la semana pasada. Como los cursos por Internet emplean herramientas para impartir las clases de manera virtual, todos los materiales y lecciones son accesibles en un mismo lugar. 

Ahora que ya sabes por qué los bootcamps a distancia están ganando terreno en todo el mundo, vamos a definirlos un poco más. Los bootcamps virtuales tienen dos modalidades:

  • Síncronos: los bootcamps síncronos o en tiempo real se llevan a cabo como si estuvieras en el aula, con un programa fijo y la obligación de conectarte a horas determinadas. Si no puedes asistir a un bootcamp presencial, pero prefieres algo más estructurado, esta es la mejor opción. Sin embargo, ten en cuenta que estos bootcamps pueden impartirse en cualquier parte del mundo, así que debes encontrar uno compatible con tu huso horario. 

  • Asíncronos: si buscas aún más flexibilidad, los bootcamps asíncronos no requieren que estés en línea en momentos específicos, por lo que puedes ver las lecciones y clases grabadas cuando prefieras. Aunque esto hace que sea más fácil compaginar el bootcamp con un horario complicado, se requiere de cierto sentido de la responsabilidad y motivación para garantizar que lo completas por tu cuenta. 

Los cursos virtuales de programación están entre los más populares debido a la alta demanda de personas profesionales con conocimientos tecnológicos en prácticamente todos los mercados. Ahora que ya sabemos por qué los bootcamp virtuales son una opción excelente, vamos a hablar concretamente de los que te enseñan a programar.

Aprender a programar de manera virtual

Los bootcamps de programación ofrecen a los estudiantes la oportunidad de aprender los conceptos básicos del desarrollo web en solo unas semanas desde la comodidad del hogar. Además, ahora que la demanda de conocimientos de programación crece exponencialmente en una amplia gama de sectores, no solo el tecnológico, nunca ha habido una mejor forma de invertir en tu futuro. Saber programar te ofrece lo siguiente: 

  • Aumenta tus oportunidades laborales futuras: como ya hemos mencionado, la programación es necesaria en muchísimos sectores y el número de ofertas de empleo relacionadas no dejará de crecer. Sea cual sea tu ámbito preferido, seguro que encuentras algo que encaje con tus habilidades e intereses. 

  • Aumenta tu potencial de ingresos: no es un secreto para nadie que las posiciones tecnológicas están muy bien remuneradas. Los salarios de las personas que trabajan en el sector tecnológico están por encima de los de otros ámbitos; además, los puestos tecnológicos tienen mucho margen de crecimiento, lo que significa que tus ingresos pueden seguir aumentando en el futuro. 

  • Disfruta de flexibilidad: muchos trabajos tecnológicos son en remoto, así que un empleo en programación puede permitirte trabajar tus horas desde la comodidad de tu propio hogar. Además de tener un impacto positivo en tu bienestar general, también te ahorrará los desplazamientos y te permitirá pasar más tiempo con tus seres queridos. La flexibilidad que te proporciona la programación no se limita únicamente al horario; también amplía tus posibilidades profesionales, pues te permite pasar de un sector a otro o, incluso, probar lenguajes de programación o conocimientos nuevos. 

  • Mejora tus habilidades de pensamiento crítico: aprender a programar es mucho más que elegir un lenguaje de programación y configurar el diseño de un sitio web. Consta de muchos problemas pequeños que requieren de una solución y un proceso mental diferentes. Aprender a lidiar con esta clase de obstáculos repercutirá positivamente en todas las áreas de tu vida, no solo en la programación. 

  • Despierta la creatividad: la tecnología avanza rápidamente y nunca se termina de aprender a programar. Siempre habrá nueva herramienta o actualización que debas tener en cuenta, así que siempre afrontarás nuevos desafíos. Asimismo, en tu tiempo libre podrás explorar cosas nuevas para dar rienda suelta a tu creatividad. 

¿Realmente merece la pena aprender a programar de manera virtual?

Quizá te resulte difícil de creer que estudiar en línea sea igual que hacerlo en un aula, es normal. Sin embargo, gracias a los últimos avances tecnológicos, el aprendizaje en remoto es increíblemente similar a la formación en una clase tradicional. Además, también puedes interactuar con tus compañeros, hablar con ellos e, incluso, quedar de manera virtual al salir de clase. 

Para disfrutar de un aprendizaje satisfactorio, debes decidir si esta modalidad es adecuada para ti. No tienes delante a alguien que te diga exactamente lo que tienes que hacer y se asegure de que no te distraes. Además, tienes que completar las actividades por tu cuenta, así que debes poseer cierto tipo de independencia y saber gestionar el tiempo. 

Si tienes la certeza de que te tomarás el curso en serio y realizarás todas las actividades, los cursos de programación virtuales son una opción fantástica. Si ese es tu caso, ¿cómo puedes hacerlo? Estás de suerte porque hay varias modalidades diferentes. 

Cómo aprender a programar de manera virtual 

Si te has decidido y vas a dar el paso, es hora de decidir exactamente cómo quieres hacerlo. Analicemos algunas de las opciones: 

Vídeos en línea

YouTube te permite aprender casi cualquier cosa y la programación no es una excepción. Según tu nivel de conocimientos previos, este puede ser un buen punto de partida, sobre todo si eres te tratas de una persona más visual. Existen cientos de vídeos en línea sobre los aspectos básicos de la programación o que abordan problemas más específicos. Si efectúas una simple búsqueda en Google, encontrarás lo que buscas. 

Salas de chat

Quienes se dedican al desarrollo web constituyen una gran comunidad en Internet, medio que utilizan para intercambiar ideas, solucionar problemas y aprender mutuamente. Esta opción es perfecta para aquellas personas con experiencia que buscan ayuda muy específica o nuevas ideas para afrontar la resolución de algún problema. Asimismo, recurren a GitHub o Reddit con sus comunidades virtuales o chats para trabajar. 

Cursos cortos

Si ya tienes experiencia en tecnología o desarrollo web, o quizá incluso en programación, y solo quieres perfeccionar una habilidad en particular o aprender un lenguaje nuevo, los cursos cortos y específicos sobre cada tema son una opción perfecta para ti. Algunos son gratuitos y otros de pago, así que comprueba exactamente qué te ofrecen estos cursos para ver si se adaptan a tus objetivos. 

Bootcamps

Finalmente, hemos llegado a nuestro método preferido para aprender a programar de manera virtual: los bootcamps. Todos los métodos de aprendizaje en línea que hemos mencionado son, sin duda, excelentes opciones, pero ninguno es tan exhaustivo ni útil como un bootcamp completo. Los bootcamps son cursos intensivos y relativamente cortos con una duración de unas semanas o meses, que se centran en un tema en particular sobre el que te forman de manera personalizada y en profundidad. Los bootcamps bien diseñados suelen ofrecer servicios adicionales, como orientación laboral o ayuda de financiación. 

Aprender a programar de manera virtual con Ironhack

En Ironhack, somos conscientes de la importancia de la flexibilidad a la hora de realizar un bootcamp y, justo por eso, te ofrecemos la posibilidad de realizar nuestros cursos de desarrollo web, diseño UX/UI, análisis de datos y ciberseguridad, tanto de manera virtual como presencial, además de: 

  • Opciones a tiempo completo o parcial para garantizar que puedas compaginar el bootcamp con tus responsabilidades o trabajo actuales, así como centrarte de lleno en su realización.

  • Servicios de orientación laboral incluso al finalizar el bootcamp con Ironhack. Durante el curso, te ayudamos a mejorar tus habilidades para afrontar entrevistas, pero también te ofrecemos asistencia durante tu primer año como exalumno. 

  • Opciones de financiación para que nuestros bootcamps sean accesibles para todo el mundo. Consulta nuestras condiciones de pago diferido y los planes de pago. 

¿A que suena bien? Nos comprometemos a garantizar que quienes realicen un curso virtual reciban una educación de calidad y dispongan de las herramientas necesarias para incorporarse al mercado laboral al acabar. Si tienes lo que hay que tener para dominar la programación y conseguir el trabajo tecnológico de tus sueños, Ironhack es el lugar indicado para empezar. ¡Estamos deseando darte la bienvenida en nuestra clase virtual!

Artículos Relacionados

Recomendado para ti

¿Listo para unirte?

Más de 10.000 personas que han cambiado de profesión y emprendedores han iniciado su carrera en la industria tecnológica con los bootcamps de Ironhack. Comienza tu nuevo viaje profesional y únete a la revolución tecnológica.