Volver a todos los artículos

7 de octubre de 2022 - 8 minutes

Trabajar de freelance: cómo empezar

¿Estás considerando trabajar en tecnología como freelance? Descubre cómo lograrlo sin perder tu libertad y labrándote una carrera.

Ironhack

Carreras

Todos los cursos

En el mundo de la tecnología, trabajar de freelance es mucho más habitual de lo que crees. Algunas empresas emergentes en el sector de la tecnología están financiadas por grandes entidades bancarias o negocios, pero muchas de ellas son mucho más rudimentarias. Cuando empiezas una nueva idea o tecnología, obtener apoyo financiero no siempre resulta sencillo, pero los negocios necesitan grandes talentos para financiación y crecer. 

Aquí es cuando entran en juego los trabajadores freelance. Contratar personal es realmente caro. Contratar a un freelance del que puedes disponer con una simple llamada cuando lo necesitas puede ser una forma excelente de hacer crecer el negocio sin grandes inversiones. Y, sinceramente, es beneficioso para todos. Los trabajadores por cuenta propia pueden organizar su propio horario y decidir sobre sus propias tarifas, mientras que los negocios no se ven atados a ninguno de sus colaboradores externos. Además, cuando hablamos de tecnología, ¡los trabajadores freelance no dependen de la ubicación! 

Las empresas pueden reducir costes externalizando el trabajo a trabajadores freelance que trabajan desde sus casas. Y en la mayoría de países, los trabajadores por cuenta propia pueden desgravarse los gastos asociados a su actividad de los impuestos sobre sus ingresos. ¡Todo el mundo gana!

Cómo empezar a trabajar de freelance

Empezar a trabajar de freelance puede resultar aterrador, pero no debería ser así. Primero, si cuentas con un conjunto de habilidades que sabes que te aportan valor, no deberías tener problemas. Si decides invertir en tus habilidades tecnológicas, estás invirtiendo directamente en tu libertad. La palabra “freelance” lo dice todo: serás libre y podrás establecer tu horario y tarifas, tomar proyectos que te estimulen y decir que no a otros que no te resulten atractivos. Serás tu propio jefe, dentro y fuera de la oficina. 

Dicho esto, hay algunas cosas que deberías considerar antes de decidir ser tu propio jefe. Primero, deberías familiarizarte con el escenario jurídico, tanto de la zona donde resides como de la zona donde residen tus clientes. Desde que el teletrabajo se ha popularizado, las líneas cada vez son más confusas y deberías asegurarte de que estarás haciendo las cosas según establece la ley y sin que se aprovechen de ti. Después, deberás pensar en cómo y dónde publicitar tus servicios al mercado. En los siguientes apartados, te daremos algunos consejos prácticos para emprender una carrera como freelance.

Consulta los requisitos legales

Cada país tiene su normativa y sistema tributario para los trabajadores freelance. Esto se complica si tienes que emitir facturas en otros países. Empieza consultando la normativa local para autónomos. ¿Necesitarás un gestor? Tus obligaciones fiscales pueden variar en función de donde estés ubicado. La normativa puede variar incluso entre ciudades, comunidades autónomas o estados del mismo país. Te recomendamos que acudas a la agencia reguladora local para entender los pasos que deberás seguir para obtener tu número de contribuyente y seguir las normas reglamentarias. Aunque no seas ningún nómada digital, descubre qué necesitas para ser autónomo.

Construye tu marca personal

Como freelance, tendrás que publicitarte. Aunque al principio pueda resultarte incómodo, nadie venderá tus servicios por ti. Acostúmbrate a poner tu marca personal en el centro de todas tus comunicaciones para movilizar las posibilidades de tu negocio de forma constante. Como freelance en el sector de la tecnología, te encontrarás con mucha competencia. Crear una presencia en línea atractiva resultará crucial para tu crecimiento profesional. Te recomendamos invertir en un sitio web personal y en las redes sociales con un buen sistema de gestión de contenidos si puedes. Esto es lo que te hará verdaderamente distanciarte de tus competidores. Aprender sobre la optimización en los motores de búsqueda (SEO) tampoco te vendrá mal si no quieres externalizar la gestión de contenidos. 

Si tu presupuesto no te permite costearte un sitio web integral, no pasa nada. LinkedIn es un buen lugar para maximizar tu perfil. El Marketplace de LinkedIn es una herramienta excelente para trabajadores freelance para vender sus productos y servicios, y más todavía para los autónomos del sector de la tecnología. Es perfecto para conectarlos con empresas que buscan talentos para proyectos concretos. 

A continuación tienes algunas prácticas recomendadas para maximizar tu perfil de LinkedIn:

  • Utiliza tu nombre real. ¡Tienen que poder encontrarte!

  • Sube una foto de perfil profesional.

  • Asegúrate de que el apartado de introducción es detallado y está bien redactado. 

  • Únete a grupos. 

  • Sube publicaciones con regularidad.

  • Comparte tu experiencia.

  • Consigue recomendaciones públicas.

Utiliza tu perfil de LinkedIn para promocionar tus servicios como freelance sin invertir en publicidad. 

Sondea las tarifas

Establecer las tarifas puede que sea una de las tareas más complejas de ser autónomo. Es genial establecer tu propia tarifa, pero el poder viene con grandes responsabilidades. Deberás aprender a medir el tiempo que dedicarás a un proyecto, cuánto tardarás y cuánto valor pones a tu tiempo. Asegúrate de no infravalorar tu trabajo. Si inviertes en tu desarrollo profesional y académico, no tengas miedo en añadir el coste correspondiente. Estás aportando valor a tus clientes, así que asegúrate que quede reflejado en tus tarifas.

Otra consideración a la hora de decidir los precios es cómo vas a facturar. Como freelance del sector de la tecnología, recibirás una variedad de trabajos que puedes dividir como elijas. En algunos casos, el alcance del trabajo no está claro del todo, por lo que tiene sentido proponer una tarifa por hora y utilizar un gestor del tiempo como Toggl para contabilizar las horas. En otros casos, el producto o servicio es mucho más claro y puede que prefieras ofrecer un presupuesto cerrado para todo el proyecto, o dividirlo en objetivos. 

Lo importante es ser claro desde el principio y mantener una comunicación fluida con el cliente a lo largo del proceso. El cliente no quiere recibir una factura sorpresa al final y tú no quieres que te paguen menos de lo que te mereces por tu trabajo. 

Elige una plataforma

Cuando hayas decidido cómo facturar y hayas establecido las tarifas, deberás considerar como vas a conseguir trabajo. Existen una variedad de plataformas para trabajadores freelance como Upwork y Fiverr que pueden ayudarte a comenzar y a adquirir reputación. Para trabajadores en el sector de la tecnología, sitios como Toptal, Guru y Freelancer resultan realmente útiles. Otro recurso excelente es Gun.io, dirigido especialmente a empresas, desde startups hasta empresas de la lista Fortune 500, para que puedan encontrar ingenieros de software excepcionales.

Es importante asegurarte de que tu marca personal es consistente en las distintas plataformas que utilices. No hay nada de malo en darse de alta en varias plataformas, siempre y cuando mantengas tu marca y valores básicos. Cambiar el perfil entre plataformas puede confundir a tus clientes potenciales, así que la transparencia es clave a la hora de elaborar tus perfiles. 

Consejos para triunfar como freelance

Si estás pensando en trabajar como freelance, tienes todo nuestro apoyo. Puede ser un buen movimiento que te ayudará a encontrar libertad en tu carrera profesional en tecnología. Pero la libertad puede ser difícil de gestionar. Como autónomo, tendrás un control absoluto del tiempo y los ingresos, y puede que sientas la tentación de trabajar hasta altas horas de la madrugada para obtener más ingresos. ¡Ten cuidado! Lo último que quieres es quedar agotado. Con tu libertad profesional, tendrás que marcarte límites realistas. Establece un horario e intenta ajustarte a él. 

Puede que tengas clientes de todo el mundo y que trabajes para distintas zonas horarias, lo cual es fantástico. Sin embargo, tendrás que recordar que eres tu propio jefe y que no debes explotarte a ti mismo. Organiza reuniones cuando sea realísticamente factible para ti y asegúrate de guardarte tiempo para hacer ejercicio y descansar. El agujero en el que puede llegar a meterse un freelance es muy profundo, así que ten cuidado y establécete límites.

¡No olvides explorar las ventajas que ofrezca tu gobierno local! Cuando se trata de conciliar el trabajo con la vida familiar, los autónomos suelen tener muchos recursos de los que tirar. Los gimnasios, los restaurantes y los centros comunitarios suelen brindar apoyo a pequeños negocios locales, así que asegúrate de consultar con la cámara de comercio los beneficios de los que puedes disfrutar por ser autónomo en tu barrio. 

Aprende a determinar a qué clientes impresionar y a cuáles descartar

Cuando empiezas como freelance, puede que tengas que aceptar trabajar para clientes que se consideran oportunidades fáciles y que tengas que poner algo de trabajo adicional para obtener referencias y crear un porfolio. Pero no dejes que esta etapa se alargue demasiado. Está bien para empezar, pero recuerda que estás llevando tu propio negocio. Debes respetar tus tarifas y, si suben porque tu tiempo está empezando a ser limitado (¡que estamos seguros de que sucederá!), entonces debes comunicarlo a tus clientes.

Nunca es tarea fácil tener que decir a un cliente que tus tarifas han subido, pero es necesario y tus mejores clientes lo entenderán y aceptarán. Es una señal de que tu trabajo es de máxima calidad y que estás muy solicitado. Por supuesto, mantendrás el precio especial a la tía de tu mejor amigo, pero, en general, el amor duro es lo mejor para ti y para tus clientes. Garantizarás que la calidad de tu trabajo se mantiene elevada y, en última instancia, tus clientes, actuales y potenciales, reconocerán y respetarán el valor que les aportas.

Si estás listo para empezar tu carrera profesional en tecnología como freelance, el MEJOR primer paso es escuchar nuestro podcast, en el que resaltamos la historia de Clémence de Robert como freelance, después de completar el bootcamp de Ironhack. Este episodio es todo lo que necesitas saber para empezar a trabajar como freelance. El equipo habla de cómo encontrar contratos, establecer tarifas, gestionar el tiempo y mucho más. 

Los bootcamps son una forma excelente de sacar ventaja a habilidades tecnológicas con mucha demanda y que cambian constantemente. Te ayudan a mantenerte al día con la experiencia que hará que tu carrera como freelance siga siendo competitiva. Cuando cuentes con un par de clientes asegurados, podrás subir las tarifas y disfrutar de la libertad de la que gozan los autónomos. ¡Descubre ahora nuestros próximos bootcamps!

Artículos Relacionados

¿Listo para unirte?

Más de 10.000 personas que han cambiado de profesión y emprendedores han iniciado su carrera en la industria tecnológica con los bootcamps de Ironhack. Comienza tu nuevo viaje profesional y únete a la revolución tecnológica.