Volver a todos los artículos

5 de agosto de 2022

Cómo dar un giro a tu carrera profesional (¡e introducirte en el mundo de la tecnología!)

La Gran Reorganización ha llegado para quedarse: el 46 % de los trabajadores está considerando dar un giro a su carrera profesional y hacerlo es mucho más viable de lo que parece.

Frida Chacin Kulak

Apoyo profesional

Todos los cursos

¿Estás pensando en dar un giro a tu carrera profesional? No eres el primero ni el último en hacerlo: casi la mitad de la población activa se plantea un cambio de profesión y el 20 % ya lo ha hecho en 2022, uniéndose a campos profesionales con gran demanda ocupacional, como el de la tecnología. La llaman la Gran Reorganización por un motivo: incluso en los tiempos más impredecibles, los trabajadores han subido sus estándares y no tienen miedo a ir a por ellos, porque cambiar de profesión puede que no sea tan difícil como crees.

¿Qué significa dar un giro profesional?

Dar un giro profesional significa pasar de una profesión a otra (¡parecida o distinta!). No se refiere a personas que se introducen en el mundo laboral por primera vez. Si eres estudiante, graduado o una persona que todavía no ha tenido una experiencia de trabajo propiamente dicha, no darás un giro profesional, ¡estarás empezando tu carrera profesional!

Sin embargo, si ya cuentas con algunos años de experiencia en tus espaldas y estás considerando cambiar a otra cosa totalmente distinta, entonces estás pensando en dar un giro profesional. A pesar de esta definición aparentemente limitada, los cambios profesionales te pueden llevar a cualquier parte: puedes dar un pequeño cambio hacia una rama algo distinta de tu mismo sector o campo de trabajo, o puedes dar un giro de 180 grados hacia un trabajo que no mantiene ningún tipo de relación con tu empleo actual. Cuanto más diferentes sean los trabajos, más irresponsable parece el cambio porque, al fin y al cabo, ¿por qué dejar una profesión establecida en la que has invertido años de tu vida para empezar desde cero de nuevo?

Como verás, los cambios profesionales no siempre son tan dramáticos como parecen.

Motivos para lanzarse a la incertidumbre y dar un giro profesional

Lejos han quedado los días en que los trabajos eran para toda la vida. Bueno, por lo menos esta es la tónica general ahora mismo. Es cierto que los médicos suelen ejercer de médicos durante toda su carrera después de tantos años de estudiar medicina. Pero con todas las especialidades, conjuntos de habilidades y cualificaciones, ¡incluso los médicos dan giros profesionales!

Un giro profesional puede darse por muchos motivos, pero durante la Gran Reorganización se han identificado unos patrones y tendencias claros. Hay un buen número de empleos con gran demanda actual que ni siquiera existían hace algunos años. Y muchos de los que han dado giros profesionales recientemente para embarcarse en el campo de la tecnología, hasta hace poco, ni siquiera sabían hacia dónde iba su trayectoria. 

Hay personas que también dan un giro radical a su carrera profesional y se embarcan en algo totalmente distinto cuando su situación actual no les llena. Quizás tu trayectoria no sea la que pensabas que iba a ser o quizás te has acomodado con un trabajo "seguro" y ahora te aburres como una ostra. ¡O puede que hayas cambiado y también es estupendo!

Todos estos motivos son válidos para dar un giro profesional, pero hay muchos más. Y, aunque hay personas que deciden dar un giro profesional sin saber qué van a hacer después (¡ojalá pudiésemos probar los trabajos como probamos helados en una heladería para elegir el sabor que más nos gusta!), puede que tú sí sepas exactamente hacia dónde quieres ir. Has sentido algo, has tenido un impulso y, sin saberlo, sabes exactamente en qué tipo de profesión quieres embarcarte. 

Este momento "detonante" no puede ni debe ignorarse: ¡ya sabes qué hay que hacer!

Nuevo inicio, hoja en blanco y otros mitos

No tenemos ninguna duda de que el peor miedo que hace que la gente se detenga ante un giro profesional es la idea de tener que empezar de cero y tener que ponerse a la altura en un mercado laboral muy competitivo, con gente diez años más joven que tú y que ya saben más. Es una situación inconmensurablemente difícil en la que encontrarse, pero sucede menos de lo que crees.

En casi todos los sectores, las habilidades técnicas pueden adoptarse con rapidez a cualquier edad. Pero según los estudios, el 85 % del éxito laboral se atribuye a las habilidades blandas que se utilizan en todas las profesiones. Son habilidades muy flexibles y transferibles entre sectores. Tal y como explica Sarah Doody en este episodio del podcast de Ironhack, cualquier persona con años de experiencia laboral cuenta con habilidades transferibles que pueden redefinirse y usarse en muchas otras profesiones. Si tienes años de experiencia en otra disciplina, a menudo verás que avanzas con rapidez en tu trayectoria profesional, incluso si tienes que empezar desde una categoría inferior. Estas habilidades que has adquirido en trabajos anteriores siempre son de utilidad. ¡Así que no estarás empezando de cero!

Los profesionales experimentados que se plantean cambiar al sector de la tecnología suelen estar convencidos de que su edad es demasiado avanzada para aprender nuevas tecnologías. Pero nada más lejos de la realidad: ¡la tecnología no entiende de edad! Mientras tengas la actitud para avanzar, tus habilidades técnicas crecerán contigo.

Cómo dar un giro profesional al mundo de la tecnología

Elige una trayectoria profesional

Determina qué camino quieres seguir: investiga tus opciones, pregunta a expertos del sector y prueba todas las cosas que puedas antes de decidirte por algo. ¡Necesitas saber hacia dónde vas para poder llegar!

Consolida tus aptitudes actuales

Haz los deberes: reconsidera tu experiencia y conjunto de habilidades, y determina cómo redefinirlas para llegar a tu destino. Identifica las habilidades clave que te faltan para poder llenar los huecos y aprende lo necesario para la profesión de tus sueños.

No necesitas sacarte una nueva carrera universitaria: existen muchas formas de estudio acelerado, por ejemplo los bootcamps, pensados para profesionales experimentados que desean adquirir una base sólida en un ámbito concreto.

Define el por qué

Debes marcarte un camino para poder avanzar hacia una meta, algo en qué centrarte mientras te ubicas en medio de la incertidumbre de dar un giro profesional. Un objetivo claro que haga que te levantes de la cama por la mañana te ayudará a mantener la motivación y la concentración.

Adicionalmente, trabaja en un discurso atractivo para explicar tu trayectoria profesional en pocas palabras. Los entrevistadores que te pregunten por qué has decidido cambiar de profesión quedarán impresionados al ver la pasión que te ha llevado a hacerlo.

Explora el mercado laboral

Mira los tipos de trabajos actualmente disponibles y las empresas con vacantes. ¡No tengas miedo en ser lo más específico que desees! Encuentra el trabajo de tus sueños y algunos otros de retén, y fíjate en lo que ponen en las ofertas de empleo para determinar qué responsabilidades te entusiasmarían o qué habilidades tuyas pueden ser un punto a favor. 

Elabora una lista de lo que quieres y de lo que no quieres de tu futura profesión. Esto te ayudará a dar con el trabajo adecuado para ti.

Encuentra tu comunidad

Todo es mejor con amigos, sobre todo en el mundo de la tecnología, donde los avances técnicos ocurren a través de colaboraciones y asociaciones globales. Encuentra comunidades locales específicas en tecnología que te aporten valor y únete a ellas. ¡Y no olvides hacer contactos!

Márcate objetivos

El objetivo final es conseguir un nuevo trabajo, pero para construir una casa no puedes empezar por el tejado. Empieza marcándote objetivos que te llevan a tu meta. Y no seas demasiado duro contigo mismo. ¡Buscar un nuevo trabajo mientras sigues trabajando a tiempo completo no es tarea fácil! 

Te ayudará establecer limitaciones de tiempo: márcate como objetivo asistir a un evento de desarrollo profesional cada dos semanas, crea una planificación para aprender habilidades que necesitas y envía tu candidatura para tres nuevos empleos todas las semanas (¡que merezcan la pena!)

¿Listo para embarcarte en el mundo de la tecnología?

¿Listo para tirarte a la piscina y dar un giro profesional hacia una línea de trabajo emocionante y puntera? Una profesión en tecnología es siempre una apuesta segura porque, admitámoslo, ¡la tecnología no se va a ninguna parte! También es un sector fantástico para crecer profesionalmente y ponerte retos, con constantes alteraciones y un panorama que cambia continuamente.

Empieza por una formación sólida: ¡echa un vistazo a nuestros bootcamps y emprende tu carrera en tecnología!

Artículos Relacionados

¿Listo para unirte?

Más de 10.000 personas que han cambiado de profesión y emprendedores han iniciado su carrera en la industria tecnológica con los bootcamps de Ironhack. Comienza tu nuevo viaje profesional y únete a la revolución tecnológica.