Bootcamp + Curso gratis de IA - Más información!
Volver a todos los artículos

13 de enero de 2023 - 7 minutos

Dónde trabajar: ¿en una startup o en una gran empresa?

¿Trabajas para una startup o para una gran empresa? Respondemos a esta clásica pregunta en nuestro último artículo del blog. 

Juliette Carreiro - Tech Writer

Ya casi has terminado tus estudios y estás buscando opciones de empleo. Hay muchas alternativas y quizá estés pensando que es imposible saber lo que quieres. O tal vez lleves ya tiempo en el mundo empresarial y estés buscando un cambio. Este artículo del blog te ayudará a determinar cuál es el lugar ideal para ti. 

En primer lugar, definamos ambas opciones. 

Startup: definición y ejemplos

"Startup" es una palabra que se utiliza mucho, pero ¿qué significa realmente? En su sentido más estricto, una startup es una empresa que se encuentra en sus primeras fases de desarrollo y que está fundada por uno o varios empresarios. Las startups se ponen en marcha para satisfacer una necesidad concreta del mercado con el objetivo de expandirse rápidamente a medida que el producto tenga éxito en el mercado. 

Es importante recordar que el 95 % de las startups fracasan y en el 42 % de los casos se debe a que no existe una necesidad real del mercado para el producto o servicio. Centradas en un rápido crecimiento ascendente, las startups se mueven con rapidez, cambian constantemente y son volátiles.

Aquí van algunos tipos de startups: 

  • Startups escalables: suelen ser startups tecnológicas que emplean a los mejores candidatos para conseguir financiación internacional e inversores y alcanzar el éxito. Algunos ejemplos serían Google, Uber y Facebook. 

  • Startups de pequeñas empresas: estas organizaciones más pequeñas las fundan ciudadanos de a pie, como peluqueros o panaderos, que buscan satisfacer necesidades locales.

  • Startups de estilo de vida: los influencers de la salud, instructores de fitness y otros amantes de los estilos de vida pueden ofrecer sus servicios a través de una pequeña startup. 

  • Startups comprables: estas startups crean un producto o servicio con el objetivo de que se les venda a una empresa más grande una vez que hayan ganado impulso. 

  • Startups de grandes empresas: las empresas más grandes pueden crear startups para seguir satisfaciendo las necesidades de los clientes a medida que evoluciona el mercado.

Grandes empresas: definición y ejemplos

Las grandes empresas, por su parte, son organizaciones con mayor estabilidad, con cientos o incluso miles de empleados y muchos años de experiencia en su campo. Esto significa que estas empresas tienden a moverse más lentamente, tienen jerarquías y planes de negocio establecidos, así como reconocimiento de marca. 

Aquí van algunas características clave de las grandes empresas

  • Límites claros: como organización que lleva funcionando mucho tiempo, las grandes empresas tienen una mejor conciliación entre la vida laboral y la personal. Además, cuentan con una plantilla lo suficientemente grande como para satisfacer las necesidades. Esto significa que no se esperará de ti que tengas varios trabajos u horarios extraños. 

  • Objetivos y métricas definidos: en lugar de intentar encontrar su lugar en el mercado, estas empresas ya tienen experiencia y objetivos decididos a sus espaldas. Esto les ayuda a centrarse precisamente en lo que se necesita, en lugar de intentar anticiparse a las necesidades del mercado.

¿Te ha servido esto para tenerlo un poco más claro? Esperamos que sí. La mayor diferencia que hay que tener en cuenta a la hora de plantearse trabajar para una startup es que todo está en el aire y hay que trabajar mucho para conseguir que las cosas funcionen. Si hay que hacer algo, hay que hacerlo, no hay otra. Un aspecto positivo es que puede proporcionarte una gran experiencia en una amplia gama de áreas. Por otro lado, un aspecto negativo es que puede causarte mucho estrés.

Aunque no podemos tomar la decisión por ti, podemos ayudarte a sopesar tus opciones, considerando cada factor. Y aunque podemos enumerar algunas ventajas y desventajas, muchos de estos factores dependen de ti personalmente. Échale un vistazo ahora a las ventajas, las desventajas y los aspectos clave que debes tener en cuenta tanto de las startups como de las grandes empresas. 

Ventajas de trabajar para una startup

Acceso al capital 

Sabemos que las startups tienen fama de ir escasas de fondos. Sin embargo, también está la otra cara de la moneda: muchas empresas ofrecen participaciones en el capital de la empresa a sus primeros empleados, algo que puede resultar muy beneficioso en el futuro. 

Flexibilidad 

Debido a que las startups pueden estar formadas por equipos de todo el mundo, algo que ofrece la mayoría es la flexibilidad. Si eso es importante para ti, una startup puede ser tu mejor opción. En una startup, las necesidades del negocio cambian constantemente, por lo que tus responsabilidades y horarios también podrían cambiar. 

Oportunidades de liderazgo

Las startups empiezan siendo pequeñas y eso significa que hay más trabajo que asumir y más oportunidades de liderazgo. Por lo general, tienen a muchos empleados ocupando varios cargos, sobre todo al principio. Si buscas brillar, una startup está llena de oportunidades. 

 Crecimiento rápido 

Las startups son famosas por sus agitadas agendas debido a su necesidad de conseguir financiación y demostrar que su producto o servicio es necesario en un período de tiempo limitado. Esto significa que si tu startup tiene éxito y eres uno de los empleados fundadores, tu trayectoria de crecimiento será mucho más rápida y sencilla que en una gran empresa.

Desventajas de trabajar para una startup

Salario cambiante 

No todo es de color de rosa en las startups: el 95 % de las startups fracasan. Esto significa que tu salario, tus prestaciones y, en general, tu estabilidad laboral variarán considerablemente en función del éxito de la empresa. Unirte a una startup es un riesgo y tienes que tener la seguridad de que puedes vivir con la posibilidad de quedarte sin trabajo en un corto período de tiempo. 

No hay mentores 

Las startups suelen ser pequeñas y se crean desde cero. Por ello, hay pocos/as (si es que hay) directores/as de los/as que aprender o a los/as que recurrir como mentores. Si estás empezando y buscas una dirección y orientación claras al iniciar tu carrera, puedes sentirte un poco perdido/a sin un mentor o una estructura de crecimiento.

Otras cosas que se deben tener en cuenta sobre trabajar para una startup

Como hemos mencionado antes, hay algunos factores que no podemos agrupar en "ventajas" o "desventajas". Estos aspectos se deben considerar a nivel personal y son los siguientes: 

Equipos más pequeños

Las startups no tienen por qué tener solo 10 empleados. Algunas tienen 50 o más. Pero en comparación con el trabajo en una gran empresa con quizás miles de empleados, pueden parecer mucho más pequeñas. Además, en una startup, casi seguro que trabajarás en un equipo más pequeño o incluso individualmente. Si te gusta la estructura de un equipo grande, puede que una startup no sea lo tuyo. 

Gran variedad de tareas

En una startup, todo el mundo tiene que poner de su parte. E incluso si te contratan para un cargo determinado, podrían pedirte que asumieras diferentes tareas con las que no contabas. Para algunas personas, esto podría ser una oportunidad fantástica de adquirir experiencia en una gran variedad de tareas, pero para otras podría resultar frustrante y abrumador. 

Ventajas de trabajar para una gran empresa

Estabilidad 

Una cosa que las grandes empresas pueden ofrecerte es estabilidad. Y esto puede ser importante para quienes buscan un cambio profesional más permanente. Cuando te incorporas a una startup, eres consciente de que el trabajo puede no durar. En cambio, las grandes empresas suelen saber qué puesto hay que cubrir y por qué. Esto significa que tendrás más seguridad laboral. 

Estructura 

Algunas personas necesitan un horario estricto y planes de crecimiento para tener éxito, algo totalmente normal. Las grandes empresas suelen tener políticas claras y definidas, como horarios de trabajo, políticas de vacaciones, planes de incorporación, de promoción, etc. Si trabajas mejor con una estructura clara, una startup puede ser demasiado insegura para ti. 

Reconocimiento de marca 

Al fin y al cabo, lo que aparece en tu currículum importa. Y si en tu currículum figura una empresa conocida, llamará la atención de futuros reclutadores y empleadores. Esto no significa que las startups no den buena impresión, pero lo cierto es que el reconocimiento de marca es importante, sobre todo en el sector tecnológico. 

Desventajas de trabajar para una gran empresa

Jerarquía 

Las empresas más grandes y establecidas también tienen más estructura cuando se trata de liderazgo y ascensos Puede ser difícil sentir que vas a desempeñar un cargo importante. Esto también significa que hay un proceso predeterminado para los cambios, nuevos desarrollos y todo lo que se salga de lo que la empresa lleva haciendo muchos años.

Crecimiento más lento 

Probablemente lo hayas adivinado. Así es, el crecimiento en las grandes empresas no es rápido. Incluso si eres el mejor empleado, suele haber un plan establecido de ascensos y aumentos de sueldo que se basa en el tiempo que llevas en la empresa y en las evaluaciones de rendimiento. Si quieres ascender rápidamente en una empresa y adquirir experiencia de liderazgo, probablemente una gran empresa no sea tu mejor opción.  

Otras cosas que debes tener en cuenta sobre trabajar para una gran empresa

Cargos especializados 

De nuevo, esto depende de la persona. Las empresas más grandes contratarán empleados para cargos específicos y tus deberes y responsabilidades estarán predefinidos. Para los que están seguros de lo que quieren hacer, esto es estupendo y les dará mucha experiencia en un área concreta. Sin embargo, para los que no están tan seguros o quieren probar cosas nuevas, podría ser un poco aburrido. 

La cultura de la empresa ya está establecida

En una startup, puedes ayudar a moldear la cultura según lo que consideres correcto. En las grandes empresas, la cultura ya está decidida y ya la aplican un gran número de personas. Antes de incorporarte a una empresa, hazte una idea de su cultura y decide si va a encajar contigo. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a despejar algunas de las dudas que tenías sobre trabajar para una startup o una gran empresa. En Ironhack, estamos aquí para ayudarte a alcanzar tus objetivos y a que tomes la decisión correcta para ti. ¿Buscas un cambio? Échale un vistazo a nuestros bootcamps hoy mismo y lanza tu carrera en el mundo de la tecnología. 

Artículos Relacionados

Recomendado para ti

¿Listo para unirte?

Más de 10.000 personas que han cambiado de profesión y emprendedores han iniciado su carrera en la industria tecnológica con los bootcamps de Ironhack. Comienza tu nuevo viaje profesional y únete a la revolución tecnológica.