Bootcamp + Curso gratis de IA - Más información!
Volver a todos los artículos

30 de septiembre de 2022 - 7 minutes

El Messy Middle en la búsqueda de empleo: guía práctica

La peor parte a la hora de buscar empleo es, pues eso, ¡buscar! Explora el proceso tranquilamente con nuestra guía de supervivencia.

Frida Chacin Kulak - Tech Writer

Carreras

Todos los cursos

El Messy Middle en la búsqueda de empleo: guía práctica

La peor parte a la hora de buscar empleo es, pues eso, ¡buscar! Explora el proceso tranquilamente con nuestra guía de supervivencia.

En Ironhack, a menudo compartimos consejos sobre cómo emprender una carrera en tecnología. Tanto si buscas tu primer trabajo en tecnología como si quieres dar un giro profesional, ¡tenemos consejos para ti! Pero muy pocos artículos abordan la parte más enrevesada e impredecible de la búsqueda de empleo: el messy middle.

Cuando sepas qué esperas de tu carrera profesional y hayas planificado como conseguirlo (para esto hemos elaborado una lista de verificación para la búsqueda de empleo y un planificador de la visión profesional, para que puedas decidir qué quieres y cómo conseguirlo), darás el salto y te encontrarás en la peor parte del proceso de búsqueda de empleo: enviar activamente currículums, hacer entrevistas a diestro y siniestro, realizar tareas de prueba para varios procesos de entrevista… Si no estás seguro de si serás capaz de sobrevivir a la tormenta, ¡este artículo es para ti!

Estos pasos te ayudarán a desentrañar los métodos de búsqueda de empleo y te ahorrarán tiempo por estar trabajando de forma más inteligente, que no más dura. Porque la búsqueda de trabajo no debe ser ningún purgatorio.

Reorganiza tus redes

El mejor momento para aprender a socializar profesionalmente es cuando ya tienes un trabajo estable: puedes conectar con todos tus compañeros en LinkedIn, pedir recomendaciones de networking a tu superior y dedicar tiempo a contactar con otros profesionales sin tener que pedirles ayuda de la nada. Así, pues, si durante el proceso de búsqueda de empleo, te has dado cuenta de que tus dotes de contactos no son muy buenas, puede que no sean grandes noticias para ti. Pero no necesitas la red de contactos perfecta (cuidado con los mitos: ¡no existe ninguna red de contactos perfecta!) para encontrar un empleo a través de ella.

Existen algunas formas de utilizar tu red de contactos actual de amigos y conocidos en las que quizás no habías caído. Está claro que la mayoría pedimos a nuestros mejores amigos que nos avisen si saben de alguna oferta de empleo que se ajuste a nuestro perfil. Pero puede que ellos tengan una red de contactos que no habían considerado. Si están en grupos de redes sociales cerrados o de apps de mensajería instantánea con otras personas del sector, o pueden pasar tu currículum, ¡puede que estés de suerte! Escribe un buen discurso de presentación sobre tu carrera profesional y tus expectativas, y pide a tus amigos más conectados que lo envíen: ¡puede que llegue a la persona adecuada!

Mientras que contactar con desconocidos en LinkedIn para pedirles trabajo se considera algo rudo, puedes probar a escribir una breve publicación, parecida a lo que dirías a una empresa contratante, en la que cuentes tu trayectoria profesional y qué buscas, y pide a tus contactos que la compartan, tanto en LinkedIn como fuera.

Busca trabajo, pero hazlo usando la cabeza

Sobre todo si estás buscando un empleo en tecnología, no cometas el error de ceñirte a un único portal de empleo. Aunque los portales de empleo más populares están llenos de ofertas, que a menudo se solapan o están vinculados, si no prestas atención a portales de empleo más pequeños y especializados, puede que te estés perdiendo otras ofertas menos habituales. En particular, las startups suelen evitar los grandes portales de empleo para centrarse en sitios más específicos como AngelList o Y Combinator. ¡Haz los deberes e investiga!

LinkedIn suele ser el portal de empleo más utilizado entre los profesionales en tecnología. Sin embargo, seguramente ya habrás escuchado alguna que otra cosa de que las empresas contratantes te ignoran si utilizas la opción Solicitud sencilla. Esto es falso: ¡no hay nada de malo en utilizar esta opción! Pero puede que sea recomendable comprobar si hay alguna otra forma de enviar tu candidatura en su sitio web (sugerencia: ¡a veces estas candidaturas pasan por delante de las otras!).

Por último, recuerda que mantener una presencia en línea organizada atraerá a las empresas contratantes. Un perfil de LinkedIn bien escrito y organizado puede que haga el trabajo por ti y aparezca en lo alto de la lista de resultados de las empresas contratantes, mostrando tu perfil exactamente como lo que han estado buscando.

Haz el seguimiento y organiza tus solicitudes de empleo

Si realizas una búsqueda exhaustiva de empleo y envías varias candidaturas diarias, es probable que pronto te confundas y queda muy mal que le digas a una empresa contratante que te acaba de llamar que no sabes para qué puesto te están llamando.

Haz el seguimiento de tus solicitudes en una hoja de cálculo, kanban o utilizando cualquier otro método que te funcione: haz una lista de las empresas y los puestos, incluye el enlace del anuncio, la fecha en la que enviaste la solicitud y el estado. Marca un tiempo límite para decidir qué empresas han “ignorado” tu candidatura para descartarlas y seguir avanzando. No hay nada mejor que recibir la llamada de una empresa contratante, tener la hoja de cálculo a mano y dar una excelente primera impresión ahorrándole tener que leerte la descripción del empleo completa.

Recuerda prestar atención al tiempo que dedicas a la búsqueda de empleo: es importante marcarte un límite de horas diarias para enviar currículums y cartas de presentación. Esto es aplicable a cada fase del proceso: envía un máximo de siete candidaturas diarias, marca las reuniones en el calendario y bloquea y controla el tiempo que dedicas a tareas de prueba. Tu tiempo es valioso y tu tranquilidad también.

Aplica lo que has aprendido como buscador de empleo

La búsqueda de empleo puede resultar repetitiva: envías el mismo currículum, la misma carta de presentación y el mismo porfolio. Formulas las mismas preguntas, en formularios y entrevistas. Escribes el mismo mensaje de correo electrónico una y otra vez. No te duermas en los laureles: ¡cambia!

La búsqueda de empleo puede requerir mucho tiempo si no existe un esfuerzo constante de optimización del proceso, que a menudo está obstaculizado por normas y expectativas. No tengas miedo a buscar eficiencia y hackear tu sistema. Ajusta tu discurso de presentación y escríbelo en lugar de repetirlo de memoria. O mejor aún, haz una prueba A/B y prueba varios discursos para ver cuál parece que te da mejores resultados o con cuál te sientes mejor. Haz lo mismo con las entrevistas: escribe tus mejores respuestas para reutilizarlas y vuelve a pensar en las que no te sentiste satisfecho.

Pide a los entrevistadores qué opinan de tu currículum y también de tu entrevista. Convierte las entrevistas en oportunidades para mejorar y no te parecerán una pérdida de tiempo. Puedes encontrar excelentes recursos sobre cómo hacer buenas entrevistas, pero también puedes preguntar a los entrevistadores, quienes, casi siempre, valorarán a un candidato que busca mejorar de forma proactiva.

Recuerda también que el trabajo que has hecho para la tarea de prueba (para empresas que no te han contratado) es tuyo y puedes conservarlo. Ponlo a trabajar y resáltalo en tu porfolio.

Cuida de ti

Los mercados laborales se mueven con rapidez, con miles de empresas y millones de personas que entran y salen sin parar. Y las empresas reciben una gran cantidad de candidaturas. Esto hace que muchos candidatos queden en el anonimato en mitad del proceso. La búsqueda de empleo puede tardar, literalmente, meses en dar resultados y, generalmente, resulta agotador y negativo para la autoestima. Así que, ante todo, debes cuidar tu salud física y mental.

Es fácil sentirse insuficiente cuando empiezas a recibir gran cantidad de correos electrónicos genéricos en los que rechazan tu candidatura, pero, si estás confundido porque creías ser un buen perfil para un puesto, puede que tuvieras razón: a menudo, los currículums se descartan de forma automática mediante software o porque las personas encargadas del proceso de selección se los han mirado únicamente cinco segundos. No te lo tomes como algo personal que hayan rechazado o ignorado tu candidatura: no tiene nada que ver con tu valor o tus habilidades.

Tómate un descanso. En serio, la búsqueda de empleo puede consumirte rápido si no lo haces. Obtén apoyo de tus amigos y familiares, y recuerda: ni tú ni tu carrera profesional estáis estancados hasta que salga el próximo trabajo. Este período transitorio no te define: terminará antes de que te des cuenta.

Sigue aprendiendo a lo largo del camino

Como hemos dicho antes, mientras buscas un nuevo trabajo, no estás estancado. ¡Sigue avanzando! Si estás entre trabajos, utilizar el tiempo libre para realizar cursos adicionales para incluir en tu currículum, además de ser una forma fantástica de motivarte, también demostrará a las empresas contratantes tu voluntad de seguir aprendiendo. Ahora es el momento de adquirir la formación específica del puesto en el que deseas trabajar y que te diferenciará del resto.

Hay un sinfín de recursos educativos disponibles en línea, desde vídeos cortos hasta bootcamps, que son más intensivos y te dotarán con las habilidades con mayor demanda del mercado. Y con Ironhack, obtendrás mucho más que un certificado. Únete a la comunidad Ironhacker, accede a nuestros servicios de trayectoria profesional y pon en marcha tu carrera en tecnología. ¡Explora nuestros bootcamps!

Artículos Relacionados

Recomendado para ti

¿Listo para unirte?

Más de 10.000 personas que han cambiado de profesión y emprendedores han iniciado su carrera en la industria tecnológica con los bootcamps de Ironhack. Comienza tu nuevo viaje profesional y únete a la revolución tecnológica.