Volver a todos los artículos

27 de julio de 2022

Del Mundo de la Moda a Software Engineering con Ironhack Madrid

Ellen Merryweather

Desarrollo Web

Madrid

Patricia Muñoz de Dios comenzó su vida laboral en el mundo de la moda, sin embargo la pandemia le hizo querer aprender nuevas habilidades que le ayudasen a crecer y digitalizar este sector. Poco sabía que, una vez realizase el bootcamp de Ironhack, se enamoraría del desarrollo web hasta el punto de convertirse en su nueva pasión.

Cuéntanos un poco sobre ti.

Estudié Diseño de Moda en la universidad y trabajé un par de años antes de hacer Ironhack. En este momento vivo entre Madrid y Tenerife, que es de donde soy yo, y además provecho mucho el tiempo que paso allí porque mis dos hobbies favoritos son el buceo y el kitesurf y Madrid no es muy friendly para ninguno de ellos.

¿Qué estabas haciendo antes de decidir unirte a un bootcamp de Ironhack?

Después de la universidad estuve trabajando durante unos dos años en dos marcas de moda españolas bastante pequeñas pero muy chulas. Empecé con comunicación y marketing digital en la primera, y al cambiar a la segunda empresa me dediqué a gestionar su web principalmente. Fue el empujón que necesitaba para darme cuenta que mi sitio estaba en web.

¿Por qué decidiste hacer un cambio de carrera?

Siempre me interesó la tecnología y el universo techie, al quedarme sin trabajo por culpa de la pandemia me pareció el momento perfecto para aprovechar una época complicada para avanzar en mi carrera ampliando mis habilidades. Por entonces todavía pensaba que me quedaría en el sector moda haciendo web…

¿Qué te convenció de que Ironhack era la elección correcta para ti?

Conocí Ironhack como un año y pico antes de plantearme hacerlo a través de un colega que había hecho el bootcamp de Data, y poco después de quedarme sin trabajo me enteré de otro amigo que también se había apuntado pero a Web. Cuando se convirtió en una posibilidad el hecho de hacer un bootcamp yo ni siquiera conocía ninguna otra escuela pero teniendo en cuenta las referencias que tenía ni siquiera pensé en buscar otra opción, Ironhack me gustó, me gustó el programa y la actitud así que no le di muchas vueltas. Creo que estaba de ser, como dicen por ahí.

¿Cómo fue tu experiencia?

¡La mejor idea que tuve nunca! Aprendí muchísimo muy muy rápido y eso fue increíble, darme cuenta de que realmente es posible ir de 0 a 100 en desarrollar código en menos de tres meses, pero lo más impresionante para mi fue lo que aprendí de mi misma. Un bootcamp es un método de aprendizaje super intenso, especialmente con un profesor como el mío que tenía más energía de la que vi nunca las 24 horas del día. En esa situación muchas veces puedes sentirte desbordado, llorar de frustración o cansancio no es algo raro, pero llegar al final de la última semana, presentar el proyecto y ver como efectivamente lo has logrado es una de las mayores satisfacciones que he tenido en la vida.

¿Qué es lo que más te interesa de tu tema de bootcamp?

Viniendo del diseño, inicialmente pensé que hacer desarrollo web iba a ser un buen extra para complementar mi curriculum, me doy cuenta que realmente no sabía de qué iba el bootcamp, pero una vez pasado veo la infinidad de posibilidades que tiene, lo mucho que se puede crecer y ampliar y lo joven que está el sector en España es una gran ventaja a todo eso. El Desarrollo Web tiene todavía un largo recorrido por delante y para mi esa es una de las mejores partes.

¿Aprovechaste el Servicio de Carreras de Ironhack? ¿Cómo te preparó el bootcamp para el mercado laboral?

Desde luego que lo aproveché, sobre todo porque no solo te ayudan a prepararte para buscar trabajo, que como se dice siempre es un trabajo en sí mismo, sino que además me ayudaron muchísimo durante el proceso de búsqueda. A mi especialmente me ayudaron mucho a mantener el nivel y a no rendirme a mitad del camino.

Creo que el mayor aprendizaje de Ironhack de cara al mundo laboral es sin duda alguna la actitud. Una cosa que aprendes seguro en el bootcamp es a estar siempre dispuesto a aprender algo nuevo y sacarte las castañas del fuego, y creo que esa es una de las cosas que más aprecia una empresa después. Yo desde luego he visto como esa actitud proactiva que aprendí en el bootcamp me ha dado grandes resultados en mi trabajo.

¿Qué has estado haciendo desde que te graduaste?

Tardé unos seis meses en conseguir trabajo, fui de las últimas de mi promoción, pero salí bastante recompensada después del trabajo duro porque ahora estoy feliz en donde estoy, no solo con lo que hago sino con la gente que tengo alrededor, realmente gratificante. Una cosa curiosa es que ahora trabajo con otros compañeros de otras ediciones de Ironhack, nos hemos conocido en el trabajo pero el sentimiento ironhack está ahí y hay muy buen rollo con todos ellos. Desde luego, “once an Ironhacker, always an Ironhacker”.

¿Qué esperas en el futuro?

Por ahora estoy muy contenta donde estoy y espero que esta situación tan buena me dure un poco más, en mi caso quiero aprovechar un poco de estabilidad por una temporada. Aparte de eso, tengo muchas ganas de ver como puedo evolucionar y sacarle el jugo al sitio donde estoy ahora, conseguí un ascenso antes de hacer un año en la empresa y me gustaría conseguir otro más antes de marcharme.

Artículos Relacionados

¿Listo para unirte?

Más de 10.000 personas que han cambiado de profesión y emprendedores han iniciado su carrera en la industria tecnológica con los bootcamps de Ironhack. Comienza tu nuevo viaje profesional y únete a la revolución tecnológica.