Las salidas profesionales de un experto en ciberseguridad

Uno de los factores clave a la hora de decantarse por un área profesional es el de las oportunidades laborales, sobre todo cuando decidimos dar un volantazo a la dirección que habíamos tomado en los últimos años, ya sea porque no nos sentimos valorados, por las oportunidades laborales en el sector o porque queremos que nuestra situación económica mejore y sentir en tu propia piel ese objetivo ansiado: la estabilidad laboral.

Seguro que has escuchado que en las nuevas tecnologías se encuentran los perfiles profesionales mejor remunerados y con más futuro, y que si has llegado hasta aquí es para cruzarte con el motivo definitivo que te lleve a dar un paso que llevas mucho tiempo pensando y dejar atrás las dudas para convertirte en un experto en un campo del que cada vez vamos a escuchar hablar más: el de la ciberseguridad.

Un perfil esencial en las empresas del siglo XXI

Como te contábamos en nuestro último post, cuando hablamos de ciberseguridad nos referimos a las técnicas y métodos que tratan de salvaguardar la seguridad de la tecnología de la información digital, evitando ataques informáticos, hackeos o cualquier tipo de robo de datos confidenciales. Hablamos de un perfil profesional que en los últimos meses se ha vuelto más necesario que nunca en el mundo empresarial debido a un confinamiento que ha obligado a las empresas a adaptarse a la digitalización del empleo, al mismo tiempo que crecían los ciberataques.

Este cambio de paradigma en la filosofía de las compañías ha dejado en evidencia la falta de preparación de empresas y profesionales en seguridad de la información, recordándonos que activos esenciales como las contraseñas, la documentación, las cuentas de email y los datos personales o corporativos están al alcance de ciberdelincuentes sin ningún tipo de escrúpulos. Nadie está a salvo. Que expertos en ciberseguridad ocupen puestos en empresas de todos los tamaños se ha vuelto una necesidad de la que tú puedes aprovecharte si eliges formarte en un campo esencial en esta nueva realidad digital.

Tan peligrosas son las amenazas a las que están expuestos gobiernos e instituciones de todo el mundo como la falta de profesionales formados en ciberseguridad, cuya presencia tiene cabida en puestos laborales muy diferentes entre sí, con salarios tan variables como previsiones que hablan de una oferta cada vez mayor. La que sin duda es una de las áreas con mejores expectativas en los próximos años cuenta con una alta valoración y diferentes salidas de las que queremos hablarte en este post.

Ocho puestos profesionales para un experto en ciberseguridad

1. Chief Security Officer (CSO)

Conviértete en el mayor responsable ejecutivo en seguridad digital de una empresa y demuestra tus capacidades para diseñar estrategias. Para ello tendrás que contar con amplios conocimientos legales y técnicos, además de empresariales, que te permitan desenvolverte tanto en la prevención de riesgos como en los propios ataques. Podemos traducir las siglas CSO al castellano como Responsable de la Seguridad Corporativa. Un profesional muy valorado que revela a su compañía qué protección necesita y cómo ejecutarla.

2. Chief Information Security Officer (CISO)

Es decir, Director de Seguridad de la Información. Este puesto de reciente creación responde a la necesidad por parte de las empresas de contar con un experto en ciberseguridad que monitorice y analice los riesgos a los que se enfrentan en su día a día, garantizando la protección de la información mediante las medidas y controles necesarios. Una figura básica en los organigramas de las compañías que saben el peso que tiene la estrategia corporativa de ciberseguridad.

3. Arquitecto de seguridad

Es quien se encarga de llevar a cabo el plan de ciberseguridad a nivel técnico, construyendo la red a partir de las decisiones tomadas por la dirección, con el fin de garantizar la seguridad de todos los procedimientos que lleve a cabo la empresa. Se trata de un perfil esencial de carácter preventivo, ya que de su buen hacer dependerá la protección de cara a posibles ataques.

4. Hackers éticos

Aunque parezca extraño utilizar el término hacker para hablar de un profesional que le suele parar los pies a los ciberdelincuentes, el hacking ético se ha convertido en una práctica esencial para poner a prueba la seguridad de los servidores y sistemas de las empresas, simulando ataques para comprobar hasta qué punto una compañía está preparada o es vulnerable a los ciberataques. Son profesionales que bien pueden formar parte de un equipo o trabajar de forma externa. En cualquier caso, se trata de un perfil muy demandado que puede ahorrar pérdidas millonarias, filtraciones y ataques irreparables.

5. Analísta de seguridad

Tu principal objetivo como analista de seguridad será detectar las debilidades técnicas que puedan sufrir las empresas para las que trabajes, encargándote de prevenir a tus clientes de las amenazas a las que se enfrentan y protegiéndoles de posibles ataques, virus y otros tantos problemas que podrían crear un auténtico caos. En esta área tendrás que llevar a cabo una labor técnica pero también tareas de gestión, localizando puntos vulnerables, respondiendo a los incidentes, estableciendo planes y políticas eficientes, además de asegurarte de su correcta ejecución.

6. Analísta de ataques 

Aunque suene parecido a lo anterior, es probable que también encuentres este perfil bajo el nombre de Especialista Forense. ¡No te asustes, que no van a meterte en una morgue! De lo que se encargan estos profesionales es de realizar una investigación una vez que se ha producido el ataque informático para detectar y documentar el estado de la agresión, los motivos, los responsables y las consecuencias del incidente de seguridad. Es un perfil vinculado con los procesos penales, trabajando con dispositivos electrónicos pero también con documentación en papel y haciendo reflexionar a las compañías para que refuercen sus sistemas.

7. Especialista en incidencias

Este serás tú si lo que quieres es convertirte en el responsable de coordinar las acciones de una empresa en caso de que aparezcan problemas de seguridad, encargándote de accionar un plan de control para que todo un equipo trabaje en la misma línea y tratando de que un ataque tenga las menores consecuencias posibles. Se trata, por tanto, de un puesto más organizativo que de investigación, ideal para aquellos con madera de líder que quieran dirigir personas y sepan ganarse la confianza de los distintos equipos.

8. Data protection officer (DPO)

¡El puesto ideal para los amantes de las leyes! Un perfil jurídico traducido como Delegado de Protección de Datos que se encarga de preservar el cumplimiento normativo y que, a partir de la nueva ley europea de protección de datos, ha pasado a ser obligatorio en la Administración y en un buen número de empresas privadas, situándose en un puesto intermedio entre la dirección y la gerencia de la compañía. Una figura interna o externa que informa y aconseja sobre la implementación de la norma, monitorizando su puesta en marcha y cooperando con las autoridades pertinentes.

Si te ha picado el gusanillo y te has imaginado en alguno o varios de estos puestos, te animamos a que visites nuestra página sobre ciberseguridad, donde te contamos todo sobre un bootcamp impulsado por Cybint en el que obtendrás las herramientas necesarias para convertirte en un referente del sector en apenas 12 semanas, sin necesidad de conocimientos previos en el área de la tecnología. ¡Te esperamos!

Únete a Ironhack¿Listo para unirte?

¡Sigue los pasos de miles de personas que decidieron reorientar su carrera o emprender y comenzaron su trayectoria profesional con los bootcamps de Ironhack!

Ver detalles del cursoExplora nuestros campus

Artículos de blog sobre Ciberseguridad

Ver más artículos en nuestro blog
¿Quieres recibir todo esto directamente en tu correo? ¡Suscríbete ahora!
Por favor, escribe tu nombre
Por favor escribe tu apellido
El correo electrónico no es válido. Por favor, inténtalo de nuevo